POR QUÉ PEDRO MUÑOZ Y LA COMARCA DE LA MANCHA ES UN DESTINO TURÍSTICO Y CULTURAL.

Una pregunta que nos planteamos a menudo desde el sector turístico es  que hay que tener en un territorio concreto para convertirse en un Destino Turístico.  Si nos basamos en su definición exacta de Destino Turístico, es una zona o área geográfica  que cuenta con límites naturales, políticos y de mercado. Por lo tanto la comarca de la Mancha cumpliría estos requisitos. Pero un destino turístico es algo más es poner en valor unos recursos culturales y darlos a conocer a los visitantes, y aprovechar estos recursos culturales para crear riqueza, emprendimiento y posibilidades de trabajo en estos destinos.

La comarca de la Mancha es un destino único y al cual pertenece Pedro Muñoz; muchos son los recursos que hacen de esta tierra un lugar atractivo para el visitante. La Mancha es una comarca donde a veces parece que se ha parado el tiempo y donde se puede viajar al pasado, disfrutando de fantásticas experiencias.  En esta comarca, conocida por ser el escenario de una de las mayores obras universales de la literatura “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”, de Miguel de Cervantes; tiene otros aspectos muy desconocidos pero que hacen de ella un lugar de referencia e imprescindible para la visita. La mayoría  de los visitantes que deciden acercarse a esta comarca lo hace casi la mayoría de las veces por encontrar los escenarios de tan ilustre obra, buscan los molinos de viento, la patria de Dulcinea, pero al llegar aquí se encuentran con la sorpresa de un gran conjunto de recursos culturales de diferente índole. Así la situación geográfica de la comarca hace que esté en la conocida Mancha Húmeda, con un conjunto importante de humedales los cuales se encuentran dentro de la Reserva de la Biosfera y donde se puede disfrutar del avistamiento de aves migratorias. Comarca poseedora de un pasado histórico, teniendo como protagonista a las órdenes militares, que podemos ver a través de su patrimonio cultural; por ejemplo se puede descubrir todo el patrimonio monumental reflejado en sus iglesias parroquiales, las casas señoriales de los s. XVI y XVII-XVIII; los cascos históricos que aún se conservan; el rico patrimonio etnográfico representado por su arquitectura en piedra en seco de chozos y bombos, norias de sangre, el transcurrir aún de la trashumancia por sus caminos, el rico folklore tan presente en la comarca, las fiestas como Carnavales, Corpus, Mayos, Semana Santa, distintas romerías, etc. Una rica gastronomía acompañada por unos excelentes vinos; un rico patrimonio industrial de un pasado próspero como son sus alcoholeras, fábricas de harinas. Es venir y observar un paisaje único en un mar de viñedos con unas de las mejores puestas de sol de nuestro país. Por ello la comarca de la Mancha se merece ser un destino turístico  cultural de primera que no podemos dejar atrás.

Igual le pasa a Pedro Muñoz, uno de los municipios más pequeños de esta comarca, pero con un rico patrimonio cultural que hay que descubrir. Enclavado dentro de los Humedales de la Mancha, destaca por tener un Complejo Lagunar formado por cuatro lagunas (Retamar, Navalafuente, Alcahozo y la Laguna del Pueblo), todas ellas dentro de la Reserva de la Biosfera de los Humedales de la Mancha, acompañado de un Centro de Interpretación donde se puede descubrir toda la biodiversidad que poseen estos humedales así como la observación de aves migratorias, algunas de las cuales difíciles de ver en otros humedales europeos, como por ejemplo la Malvasía Cabeciblanca. Esto hace de la Laguna del Pueblo de Pedro Muñoz un lugar ideal e imprescindible para la observación de aves. Además de ser un lugar ideal para la observación de aves, la Laguna del Pueblo está asentada en un lugar privilegiado junto a un yacimiento arqueológico, con una cronología muy amplia desde el Paleolítico hasta la Edad Media, siendo el origen poblacional de Pedro Muñoz, está enclavada junto al yacimiento conocido por Cerro de las Nieves, estudiada más su etapa de la Edad del Bronce y Carpetana; y siendo de los pocos ejemplos donde podemos disfrutar del patrimonio natural y arqueológico juntos .

Por sus calles nos trasladamos hacia su pasado protagonizado por la Orden de Santiago, visitando sus casas señoriales y el casco histórico presidido por su iglesia barroca, en su término ese pasado se ve en el puente romano y restos de su calzada, o en el paraje de San Miguel con su ermita y puente medieval. Esta localidad es un referente en lo concerniente al patrimonio industrial con dos fábricas de harina, especialmente con La Harinera, centro cultural y museo de la Harina, de las mejor conservadas de Castilla la Mancha, y sus chimeneas de las alcoholeras. Al igual que es un destino imprescindible para entender una de las principales fiestas manchegas, el Mayo, siendo Pedro Muñoz Cuna del Mayo Manchego, Fiesta de Interés Regional, donde se ha mantenido la tradición de esta fiesta donde participa y hace partícipe al, culminando con un Festival Nacional de Folklore.  Al igual que en el resto de la comarca la gastronomía está muy presente al igual que sus vinos siendo uno de los atractivos gastronómicos. Es un destino que no hay que dejar pasar de largo, siendo un referente cultural en la comarca y en el resto de la comunidad, sobre todo con su último centro museístico abierto el Quixote Box, que contiene una de las principales colecciones cervantinas de España, (una de las tres colecciones existentes en la región de Castilla la Mancha); centro cultural de gran importancia para la investigación cervantina y muy atractiva para el visitante. Todos estos valores y recursos hacen de Pedro Muñoz un destino cultural imprescindible que hay que conocer y visitar.

© 2019 Arquivolta. todos los derechos reservados